Etiquetas

2015 (1) 2016 (7) 2017 (34) 2018 (20) A Sala Llena (10) Abel Ferrara (1) Adrián Caetano (1) Alfred Hitchcock (1) Anahí Berneri (1) Armando Iannucci (1) BAFICI (8) Bong Joon-Ho (5) Brian de Palma (5) BSO (Banda sonora original) (13) Cine argentino (11) Cine asiático (21) Cine clásico (5) Cine de terror (25) Cine nostálgico (8) Clase B (5) Clint Eastwood (5) Comedia (6) Corea del Sur (14) Cursos (2) Curtis Hanson (1) Damián Szifrón (2) David Fincher (1) David Lynch (1) Diálogos (3) Dibujos (2) Documental (1) Dossier (3) Edgar Ulmer (1) Eli Roth (1) Exploitation (4) Fede Álvarez (2) Festival de Mar del Plata (9) Francis Ford Coppola (1) Fritz Lang (1) George A. Romero (3) Greg Mottola (1) Grupo Kane (1) Guillermo Del Toro (1) Hong Sang-soo (6) Howard Hawks (1) James Benning (3) James Cameron (3) Jean-Luc Godard (3) Jia Zhangke (1) Joe Dante (2) Johann Lurf (1) John Carpenter (6) John Ford (1) John Krasinski (1) John McTiernan (1) John Wayne (1) Jordan Peele (2) José Celestino Campusano (1) Judd Apatow (1) Kathryn Bigelow (1) Kelly Reichardt (1) La vida útil (revista de cine) (1) Las Pistas (revista de cine) (3) Lee Chang-dong (1) Literatura (1) Lucrecia Martel (1) Mario Bava (1) Martín Rejtman (1) Martin Scorsese (1) Mel Gibson (1) Michel Hazanavicius (1) Mick Garris (1) Mitre/Llinás (1) Montaje Szmukler (1) Musical (3) Nobuhiro Yamashita (1) Oscars 2018 (3) Paul Feig (2) Paul Verhoeven (2) Personales (7) Peter Weir (1) Philippe Garrel (1) Pixar (1) Preston Sturges (1) Puntualidades (5) Quentin Tarantino (3) Radio (6) Rainer W. Fassbinder (1) Ridley Scott (1) S. Craig Zahler (1) Series (9) Stephen King (4) Steven Soderbergh (1) Steven Spielberg (4) Takashi Miike (4) Takeshi Kitano (1) Tobe Hooper (1) True Detective (4) Vincente Minnelli (1) Wes Craven (2) Western (2) William Friedkin (1) Yasujiro Ozu (1) Yeon Sang-Ho (3)

lunes, 24 de julio de 2017

Túneles



24/07/2017

Peppermint Candy (Lee Chang-dong, 1999) y Memories of Murder (Bong Joon-ho, 2003)

Se trata de dos películas que plantean una relación con el pasado y la historia política reciente de Corea del Sur, con un punto común en la dictadura de Chun Doo-hwan (1980-1988) y sus consecuencias. El túnel trabajado narrativamente tiene, para estos casos, dos usos. Peppermint Candy, con su relato de cronología invertida recurre a planos de vías del tren reproducidos a la inversa (por momentos hasta vemos autos y personas moverse al revés), como transición conectora entre cada episodio de la película (1999, 1994, 1987, 1984, 1980, 1979). La cámara va hacia adelante pero sólo por la inversión de velocidad (en realidad la cámara está en la parte de atrás del tren). Peppermint Candy avanza hacia adelante en la recuperación de historias que la Historia "deja atrás". A modo de cronología se genera una sumatoria de episodios traumáticos como fundamento del estado de malestar que se propone para ese presente ya democrático, globalizado y vacío.



Contrario a la sumatoria de pequeños relatos contextualizados en hitos de la historia, el procedimiento de Memories of Murder reorganiza la propuesta y se situa sólamente en dos momentos. Así, la película pasa de 1987 a 2003, en una sola gran elipsis. Lo que antes era un racconto de pequeñas historias, con referencias marcadamente puntuales, se convierte ahora en una trama de thriller al estilo norteamericano, donde todas aquellas angustias se integran a un relato ficcional (aunque esté basado en hechos reales) que las contiene. Hacia el final de la película, el túnel pasa entonces de ser alegórico a simbólico. Si en Peppermint Candy arrancamos saliendo de un túnel (en el que nos metimos), Memories of Murder termina poniendo la cámara dentro del mismo, para desde allí encuadrar su relato (de película globalizada) a la americana. Esa mirada, desde la oscuridad, es quizas la del indefinible e indetectable asesino de la película. Con aquella historia, algo o alguien, o simplemente una idea, se ha metido en las sombras, donde desde aquel entonces permanece como indescifrable.

En la primera el túnel es una idea rápidamente asociable a la sensación de alienación del presente. Y de ahi se sale, hacia atrás, hacia afuera de él, en busca de historias y contextos que nos iluminen ese camino. En la segunda el camino es hacia adentro, y desde el túnel las preguntas ya no requieren tanto datos de la historia como sí relatos: de personajes, de conflictos, policiales, dramáticos.

En ese tipo de inversión se origina también la autoconsciencia de Bong, convirtiendo a ese realismo histórico de Lee en preguntas por un vacío que necesita tomar forma en otro tipo de historias: las que sólo pueden ser contadas en el cine.



Imágenes:
1) Peppermint Candy
2) Chun Doo-hwan saluda al ejército de EE.UU. (1985)
3) Memories of Murder

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...