Etiquetas

2015 (2) 2016 (8) 2017 (34) 2018 (28) 2019 (13) A Sala Llena (18) Abel Ferrara (1) Adrián Caetano (1) Alfred Hitchcock (1) Anahí Berneri (1) Armando Iannucci (1) BAFICI (10) Bong Joon-Ho (5) Brian de Palma (5) BSO (Banda sonora original) (17) Cine argentino (14) Cine asiático (24) Cine clásico (5) Cine de terror (42) Cine nostálgico (8) Clase B (7) Clint Eastwood (5) Comedia (7) Corea del Sur (14) Cursos (2) Curtis Hanson (1) Damián Szifrón (2) Dario Argento (1) David Cronenberg (1) David Fincher (1) David Lynch (1) Diálogos (3) Dibujos (2) Documental (1) Dossier (3) Edgar Ulmer (1) Eli Roth (1) Exploitation (4) Fede Álvarez (2) Festival de Mar del Plata (9) Francis Ford Coppola (1) Fritz Lang (1) George A. Romero (4) Greg Mottola (1) Grupo Kane (1) Guillermo Del Toro (1) Hong Sang-soo (6) Howard Hawks (1) James Benning (3) James Cameron (4) James Wan (1) Jean-Luc Godard (3) Jia Zhangke (1) Joe Dante (2) Johann Lurf (1) John Carpenter (9) John Ford (1) John Krasinski (1) John McTiernan (2) John Wayne (1) Jordan Peele (3) José Celestino Campusano (1) Judd Apatow (1) Kathryn Bigelow (1) Kelly Reichardt (1) Kenji Mizoguchi (1) La Hora del Miedo (9) La vida útil (revista de cine) (2) Las Pistas (revista de cine) (3) Lee Chang-dong (1) Literatura (1) Lucrecia Martel (1) Mario Bava (1) Martín Rejtman (1) Martin Scorsese (1) Mary Lambert (1) Mel Gibson (1) Michel Hazanavicius (1) Mick Garris (1) Mitre/Llinás (1) Montaje Szmukler (1) Musical (3) Nobuhiro Yamashita (1) Oscars 2018 (3) Paul Feig (2) Paul Verhoeven (2) Personales (7) Peter Weir (1) Philippe Garrel (1) Pixar (1) Preston Sturges (1) Puntualidades (5) Quentin Tarantino (3) Radio (19) Rainer W. Fassbinder (1) Ridley Scott (1) Ruggero Deodato (1) S. Craig Zahler (1) Series (9) Stephen King (5) Steven Soderbergh (1) Steven Spielberg (4) Takashi Miike (5) Takeshi Kitano (2) Tobe Hooper (1) True Detective (4) Vincente Minnelli (1) Wes Craven (3) Western (2) William Friedkin (1) Yasujiro Ozu (1) Yeon Sang-Ho (3)

domingo, 1 de octubre de 2017

Cómo funcionan casi todas las cosas


01/10/2017

Sobre Cómo funcionan casi todas las cosas, de Fernando Salem (2015)

Como funcionan todas las cosas lleva el título por una especie de libro de autoayuda que su protagonista va vendiendo como promotora. Es un libro de una evidente ingenuidad, como también así parecen ser varios de los personajes de la película. Esto no es algo reprochable, sino contrariamente algo productivo. En esta historia lo principal es una búsqueda, a partir de una aspiración o sueño inútil, recuperar un pasado y una tradición, pero que de a poco va terminando en un equívoco, que en consecuencia se vuelve feliz. Celina cuidaba de su padre y trabajaba en un puesto de peaje, pero su padre muere y una nueva ruta vaticina el fin de su puesto. De su madre conserva historias, ideas sueltas, canciones. De tanto en tanto trabaja de cantante en una iglesia y comparte algunos momentos con un compañero medio posesivo. Pero de todo eso intenta escapar, dejarlo todo y encontrar a su madre en Italia. Hasta ahí es simple y parece poco relevante. Si no llega a serlo es porque la película se toma en serio toda esa ensoñación y todas esa aspiraciones.


Un gran porción de la película corresponde al viaje que Celina emprende junto a su compañera Raquel (Pilar Gamboa) y su nene chiquito a un pueblo para vender algunos libros. Ahi aparecen una serie de situaciones que le van dando a Celina todo un rango emocional. La película juega constantemente con algunos gestos de fetichismo formal, como el uso de entrevistas semidocumentales a los personajes, o una serie de carteles estetizantes, pero nada de eso se queda en el juego. La diferencia entre personaje y actor, cuando es la cámara la que juzga, saca a la luz todo un retrato de sus personajes, siempre a favor de ellos, convirtiendo a estos recursos en otra herramienta más. Su mejor secuencia, sin dudas es cuando la canción italiana del karaoke reaparece, en boca de la madre de Celina cantando en una fiesta navideña en la calle. Celina aparece bajo una lluvia drámatica como en una suerte de reclamo. La madre sabe perfectamente quién es ella. Y todo nos lleva a la escena final, donde se da la visita. Es una escena amarga pero, como decía antes, es también un resultado feliz. Tras la necesidad de encontrar ese pasado o tradición en estado puro, se contesta con su versión integrada al presente. La madre de Celina no está en Italia y ni se dignó a volver a ver su hija, pero desde esa base se arma un nuevo estado de cosas, uno que se puede enfrentar, y eventualmente, como parece al final, sobrellevar, con algo de trabajo. Algo me hace pensar que así funcionan casi todas las cosas, y podría hasta ser la mejor posible versión de eso que buscamos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...