Etiquetas

2015 (2) 2016 (8) 2017 (34) 2018 (28) 2019 (13) A Sala Llena (18) Abel Ferrara (1) Adrián Caetano (1) Alfred Hitchcock (1) Anahí Berneri (1) Armando Iannucci (1) BAFICI (10) Bong Joon-Ho (5) Brian de Palma (5) BSO (Banda sonora original) (17) Cine argentino (14) Cine asiático (24) Cine clásico (5) Cine de terror (42) Cine nostálgico (8) Clase B (7) Clint Eastwood (5) Comedia (7) Corea del Sur (14) Cursos (2) Curtis Hanson (1) Damián Szifrón (2) Dario Argento (1) David Cronenberg (1) David Fincher (1) David Lynch (1) Diálogos (3) Dibujos (2) Documental (1) Dossier (3) Edgar Ulmer (1) Eli Roth (1) Exploitation (4) Fede Álvarez (2) Festival de Mar del Plata (9) Francis Ford Coppola (1) Fritz Lang (1) George A. Romero (4) Greg Mottola (1) Grupo Kane (1) Guillermo Del Toro (1) Hong Sang-soo (6) Howard Hawks (1) James Benning (3) James Cameron (4) James Wan (1) Jean-Luc Godard (3) Jia Zhangke (1) Joe Dante (2) Johann Lurf (1) John Carpenter (9) John Ford (1) John Krasinski (1) John McTiernan (2) John Wayne (1) Jordan Peele (3) José Celestino Campusano (1) Judd Apatow (1) Kathryn Bigelow (1) Kelly Reichardt (1) Kenji Mizoguchi (1) La Hora del Miedo (9) La vida útil (revista de cine) (2) Las Pistas (revista de cine) (3) Lee Chang-dong (1) Literatura (1) Lucrecia Martel (1) Mario Bava (1) Martín Rejtman (1) Martin Scorsese (1) Mary Lambert (1) Mel Gibson (1) Michel Hazanavicius (1) Mick Garris (1) Mitre/Llinás (1) Montaje Szmukler (1) Musical (3) Nobuhiro Yamashita (1) Oscars 2018 (3) Paul Feig (2) Paul Verhoeven (2) Personales (7) Peter Weir (1) Philippe Garrel (1) Pixar (1) Preston Sturges (1) Puntualidades (5) Quentin Tarantino (3) Radio (19) Rainer W. Fassbinder (1) Ridley Scott (1) Ruggero Deodato (1) S. Craig Zahler (1) Series (9) Stephen King (5) Steven Soderbergh (1) Steven Spielberg (4) Takashi Miike (5) Takeshi Kitano (2) Tobe Hooper (1) True Detective (4) Vincente Minnelli (1) Wes Craven (3) Western (2) William Friedkin (1) Yasujiro Ozu (1) Yeon Sang-Ho (3)

jueves, 26 de octubre de 2017

Más allá de la explotación


26/10/2017

Sobre The Love Witch, de Anna Biller (2016)

Este es uno de esos casos inesperados donde la película me da vuelta todas las expectativas. The Love Witch se presenta como un ejercicio de nostalgia retro donde todas sus imágenes nos remiten a cierto cine erótico de explotación de los 60's y los 70's. No sólo por una cuestión de referencias puntuales, todo el universo armado parece una completa simulación epocal que va desde las actuaciones y caracterizaciones hasta la forma de manejar los medios de producción. Hace poco mencioné un par de cosas alrededor de ese tema sobre la nueva versión de It de Andy Muschietti. Hay algo en The Love Witch que logra superar esa instancia, como si se tratara solamente de una puerta de entrada a una película que efectivamente existe debajo de toda esa superficie. En It había una entregada fe a convenciones formales epocales, en The Love Witch las convenciones son las herramientas para algo más.


En el mundo de la película los brujos y brujas existen, y están de alguna manera incorporados a la sociedad. Es medio vaga la forma de presentarse esto, pero así es. Se deja ver también que hay una cierta marginalidad para ellos, son discriminados. Pero bajo el manto de ciertas leyes hay una coexistencia. Elaine es bruja y llega a un pueblo para empezar una nueva vida. En el aspecto ideológico, las brujas practican un modo de vida que expresan como si fuera una suerte de manifiesto feminista poco convencional. Según Elaine, en el mundo dominado por los hombres, las brujas tienen la capacidad de, al entregarse por completo a la concreción de las fantasías masculinas, conquistar la voluntad de los mismos para poder utilizarla a su favor. Sería como una especie de detección de los puntos vulnerables masculinos y la generación de un estado en el que el hombre siempre cree que está obteniendo lo que quiere de la mujer. Es una idea interesante porque permite que cada hombre de la película pueda ser mostrado en su dimensión más arrastrada, como seres que sólo tienen la necesidad fisiológica sexual para satisfacer. Los hombres de The Love Witch se despojan de toda su dignidad al caer presos de la concreción de sus fantasías sexuales.


Esa lógica también aparece un poco en la última película de Brian de Palma, Passion. Pienso en la mesa de empresarios a los que les pitchean la publicidad del "culo-cámara", y en sus sonrisas. De Palma no sólo logra ver esto sino también ver la forma en la que esto se puede explotar comercialmente por identificación. Poner una cámara en el culo de una chica hace que cada momento de "hombre viendo culo" se convierta en una mirada a cámara brutal. El ejercicio de poder ahí es doble.


Elaine llega entonces a involucrarse con el detective que investiga la muerte de una de sus parejas. El tipo no pudo manejar ese estado de constante satisfacción y se terminó muriendo como una lacra arrastrada. Elaine no lo mató pero su forma de ejercer la brujería la involucra. Ella quiere ser amada, esa necesidad es su obsesión y lo que la termina convirtiendo en una vampira, porque absorbe indefinidamente, se alimenta de eso como una forma de consumo. Trágicamente, cada fatalidad la devuelve al vacío de su propio proceder. Pero el detective es distinto, y junto a este personaje se logran armar grandes momentos. Casi todo lo que Elaine logra en materia de sexo es ostensible. La vampirización de los personajes se da simplemente con miradas. En ese sentido son construcciones muy cinematográficas. Por eso, al ver una diferente perspectiva en la mirada del detective, el momento de climax en el que le clava esa mirada de decepción tiene una potencia devastadora para ella y la escena se vuelve excelente. El rostro de Elaine es atravesado por una mirada, como si a través de ella se lograra pasar a través de su máscara de objeto sexual, y se encontrara a una miserable persona adentro, que se ve obligada a confrontarse por ser evidenciada. Es eso lo que, sin duda alguna, ven los ojos del detective.


Por todos lados se dice que la película tiene un costado feminista, como si fuera un statement de su directora. Yo no lo logro descifrar del todo pero sí veo que aborda, fuera de sus discursos explícitos en algunas escenas, un aspecto intrigante que la vuelve muy buena. A través del personaje de Elaine se evidencia un posible ejercicio de poder, cuyas capacidades no tienen un horizonte definido. La perspectiva es claramente femenina, lo que le da la película y a su personaje una subjetividad en la que se pasa de la ingenuidad a una confrontación con la responsabilidad. En ese sentido la operación es crítica para con ese empoderamiento (la voluntad de poder de la sociedad de brujas no tiene objetivos claros, ni políticos), pero se triunfa en la conquista de esa subjetividad, la cual es esencial y anterior a todo. Ahí es donde reside la parte más noble de The Love Witch, que bajo el manto superficial de la ingenuidad de la bella joven más funcional al machismo (que va de la mano con toda la parafernalia estética fetichista) logra hacer aparecer una mirada de angustia, atrapada, cuya exposición es la verdadera desnudez, una que no es explotada, sino puesta en crisis.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...